El futuro de las revistas en papel

Las revistas en papel parece que no pegan mucho en el siglo XXI, si lo pensamos fr√≠amente podr√≠a parecer que apostar por ellas es una locura.¬†Estamos conectados las veinticuatro horas a dispositivos que nos permiten tener toda la informaci√≥n a golpe de click, al alcance de nuestra mano.¬†¬ŅQui√©n va a pensar en comprar una revista f√≠sica? En todo caso optar√°s por la versi√≥n online ¬Ņno? Sin tener que salir de casa e incluso sin tener que gastar ni un solo euro.

Entonces, ¬Ņd√≥nde est√° entonces el lugar de las revistas f√≠sicas?

¬ŅTienen futuro las revistas f√≠sicas?

Hay que saber adaptarse a los tiempos, ya sabes, eso de renovarse o morir. Pues en este caso funciona de la misma forma, si quieres sobrevivir tienes que saber adaptarte al medio.

Las necesidades del lector dejaron de ser las mismas desde hace a√Īos, el lector no busca lo mismo en una revista que hace cinco a√Īos. La clave est√° en saber qu√© est√° esperando recibir tu lector.

Tienes que tener muy claro qué están buscando tus lectores, y cómo lo quieren. Actualmente el lector busca cuatro factores claves a la hora de comprar una revista física:

  • Revistas bien dise√Īadas
  • Revistas a√ļn¬†mejor impresas
  • Contenidos de gran calidad
  • Tener una complementaci√≥n web

Parece algo lógico y que cae por su propio peso, pero si echas un vistazo en los kioskos no todas las revistas que ves cumplen con dichos requisitos.

Revistas que se adaptaron a los cambios

Pero hay muchas revistas que nacieron en pleno cambio y supieron adaptarse al entorno cambiante en el que estaban. También hay otras revistas, que vieron las nuevas necesidades de sus lectores y se reintentaron para seguir contando con la confianza de sus lectores.

Desde Imprimir Mi Revista queremos ense√Īaros unas publicaciones que pueden representar el √©xito que puede llegar a tener tu¬† ¬†revista si te paras a pensar en los puntos anteriores.

Yorokobu

S√≠, es el nombre de una revista y no es ning√ļn trabalenguas ni nada que se le parezca. La revista vio la luz hace diez a√Īos, y desde entonces no ha parado de crecer.

Mar Abad, creadora de esta revista sabía que no iba a tenerlo fácil: acababa de empezar la crisis y el mundo del papel estaba más que acabado. O eso es lo que le dijeron.

Se centraron en el slow reading, en un mundo en el que todo lo leemos deprisa y corriendo, Yorokobu se basa en todo lo contrario. Se basa en disfrutar tranquilamente de la lectura de la revista.

Yorokobu es dise√Īo en estado puro, desde la portada a cada una de sus p√°ginas. Con un contenido variado que se centra en la calidad que te ofrecen en cada p√°gina. Destaca sobre todo el uso de las infograf√≠as.

Portada Yorokobu, Marzo de 2016 ‚Äď Dimas Fern√°ndez.

¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬†Octubre 2015, Yorokobu ‚Äď Baimu Studio

 

Panenka

Si pensamos en una revista de calidad, seguramente no pondr√≠as una revista de tem√°tica deportiva entre tus elecciones, ¬Ņverdad? Grave error, eso es porque no ha llegado a tus manos la revista Panenka.

Es una revista centrada en el deporte sí, pero está tan bien hecha que da igual de lo que hablen.

Esta revista nace de la uni√≥n de varios periodistas, escritores, ilustradores, fot√≥grafos e infografistas que decidieron que una revista centrada en el mundo del f√ļtbol pod√≠a ser interesante y que no ten√≠a por qu√© estar re√Īida con la calidad.¬†Cre√≠an fielmente que el f√ļtbol se pod√≠a tratar como si se hablase de cultura, no estaba re√Īido.¬†¬ŅReto superado? S√≠, y con nota.

Han conseguido darle una vuelta de tuerca al tema y nos regalan semanalmente una revista que da gusto leer.

La impresión de las imágenes, así como la elección de las mismas es para quitarse el sombrero. Las infografías harán que no puedas despegar los ojos de ellas y el contenido en sí se aleja de todos los temas manidos que puedas encontrar en el periodismo deportivo actual.

Panenka N√ļmero 79

 

Panenka N√ļmero 57

 

Jot Down

La joya de la corona personal, por eso la dejamos para el final. Naci√≥ en el a√Īo 2011 y se ha convertido en todo un icono en la cultura espa√Īola. Aspiran a ser la versi√≥n espa√Īola de The New Yorker y ante eso no podemos hacer m√°s que aplaudir, porque nos gustan igual.

Nació como versión digital y acabó siendo una realidad en papel porque así se lo pedían sus lectores. Sólo hay que leer su manifiesto para saber qué Jot Down no era como las revistas que había en el mercado:

‚ÄúQue disfrut√©is contemplando el mundo desde nuestra perspectiva, que nos sig√°is y, con ese gesto, ayud√©is a no desestabilizar a√ļn m√°s la caja de la Seguridad Social ni la periodicidad con la que suministramos pan a nuestros hijos y langosta a nuestros gatos.¬†Creemos que es posible analizar con humor las cosas serias, abordar la cultura y el ocio desde otra perspectiva y departir con sus protagonistas de forma diferente.‚ÄĚ

Su contenido de calidad, con entrevistas a fondo (con m√°s de doce mil palabras), nada manidas y realmente interesantes.

La fotograf√≠a, √ļnica y exclusivamente en blanco y negro, hacen que esta revista siga ganando adeptos cada d√≠a que pasa.
Todo en Jot Down parece ser cuanto menos, apropiado.

Además de cuidada y exquisita es su versión web, cuenta con sus redes sociales que son simplemente maravillosas, para cualquier asiduo a leerlas.

Jot Down es un ejemplo de todo lo que hay que hacer si se quiere apostar por el mundo de las revistas en papel y tener éxito en este sector.

Portada Jot Down N√ļmero 1

 

Jot Down N√ļmero 17

Con estos ejemplos queremos ense√Īarte que la revista en papel no est√° muerta, y que no tiene idea de marcharse gracias a revistas de calidad como estas. Que se centran en el contenido y en el dise√Īo, sabiendo qu√© quieren sus lectores y c√≥mo lo quieren.